Planes de equipo para la autoevaluación de los equipos base cooperativos.

Trabajar en equipos a través del aprendizaje cooperativo sin tener en cuenta la evaluación y autoevaluación del funcionamiento de los equipos, no es efectivo. 

Cuando hablamos de AC en el aula, nos vienen a la cabeza diferentes acciones para poner en marcha, como el uso de los roles cooperativos para la gestión de responsabilidades, técnicas simples o complejas para el desarrollo de la actividad, técnicas de cohesión de grupo para mejorar las relaciones… pero ¿qué ocurre con todas estas acciones si no ofrecemos la oportunidad a nuestro alumnado de evaluar todos sus procesos de aprendizaje y estas acciones a través de esta metodología? 

Sencillamente, tendemos a que las normas, ítems de cooperación, roles, responsabilidades… se hable de ellos en algún momento, o que el alumnado lo tengan visible en el aula, pero con esto no es suficiente, de esta forma, no conseguimos que el alumnado consiga adquirir la competencia intrapersonal e interpersonal que esta metodología requiere para trabajar de forma eficaz. En muchas ocasiones, los equipos no llegan a funcionar del todo bien, y la metodología termina fracasando.

Para evitar esto; os recomiendo el uso de planes de equipo y su autoevaluación. A través de estos documentos, invitamos al alumnado, de forma periódica, a reflexionar en equipo sobre algunos aspectos importantes de esta metodología, como son los roles, las responsabilidades, los objetivos de equipo, los ítems de cooperación…, y una serie de elementos y acciones que al ser evaluados, estamos permitiéndoles y dándoles la oportunidad de reflexionar sobre las cosas que hacen bien como equipo, y las que no hacen tan bien y deben mejorar. 

El trabajo de los planes de equipo se puede llevar a cabo en las tutorías y con una revisión periódica de unas tres o cuatro semanas, el tiempo necesario desde que inician un plan de equipo hasta que lo finalizan para su posterior evaluación. 

De esta forma, nuestro alumnado está aprendiendo y creando una cultura cooperativa, en la que hay que tomar decisiones, llegar a acuerdos, escuchar de forma activa, respetar el turno de palabra… y unos ítems de cooperación que harán mejorar sus competencias interpersonales. Esta es una experiencia de evaluación formativa que también ayuda a nuestro alumnado a mejorar su competencia cooperativa para trabajar de una forma más eficaz junto a sus compañeros, asumiendo responsabilidades individuales y grupales, con el objetivo del progreso de todo el equipo. 

Un recurso más que os podrá ayudar a mejorar el clima en vuestras aulas cooperativas y también a mejorar la competencia de vuestro alumnado. 

Roberto Busquiel García
roberto@miaceduca.es 
@robertobgdoc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas navegando en este sitio, consideramos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad